Muere «El Capitán Optimista», daba ánimos y sonrisas a niños con cáncer

Recientes

Marcelo Ebrard se registra como candidato al Senado por Morena y pone el foco en el T-MEC

El excanciller Marcelo Ebrard dio un paso importante en su carrera política al registrarse como candidato al Senado por la vía plurinominal por el partido Mo...

Alerta ambiental en el Valle de México. Se activa el Hoy No Circula

El Valle de México se encuentra en alerta ambiental tras registrar altos niveles de contaminación atmosférica, lo que ha llevado a la activación del Programa...

EE.UU. investigó vínculos de colaboradores de López Obrados con cárteles

En una revelación que ha sacudido los cimientos políticos tanto de México como de Estados Unidos, se ha conocido que funcionarios estadounidenses llevaron a ...

El IIFL puede aportar perspectivas complementarias a problemáticas vigentes

En el Instituto de Investigaciones Filológicas (IIFL) se impulsará el trabajo interdisciplinario, multi y transdisciplinario, y se reforzará su relación con ...

Estar preparados ante probables contingencias naturales o tecnológicas

Ante el acelerado aumento de los llamados riesgos catastróficos en el planeta que amenazan el futuro de la humanidad, es urgente que gobiernos e institucione...

Compartir

Antonio Javier Cepillo Boluda era el nombre del joven pediatra que «recetaba» altas dosis de optimismo a sus pequeños pacientes, mismo que era conocido como «Capitán Optimista».

Cepillo Boluda, quien se hizo muy famoso y querido en España, laboraba en el área de Oncohematología del Hospital General de Albacete, España, y siempre dijo que «su mejor medicina» eran la risa, el buen humor y sus canciones, por lo que era parte de «Los Guachis», un grupo creado en 2008 para amenizar a los niños con cáncer.

También te puede interesar:  Muere en accidente vial alcalde electo de Oaxaca

Pero para los pequeños espectadores (pacientes pequeños hospitalizados) el era un héroe que se disfrazaba de flautista, zar, brujo, regidor, deshollinador, aviador y tritón.

Sin embargo, el destino le tenía preparada una jugada que no esperaba, pues en el 2016 le detectaron un tumor, justo cuando ya había dejado de ser médico residente y se había recibido como pediatra, pero a pesar del diagnóstico, nunca dejó de luchar y demostrar su ánimo y alegría a los pequeños.

También te puede interesar:  Interpreta el "Himno a la alegría" de Beethoven...¡A balazos!

«El Capitán Optimista» se dedicaba a cuidar, tratar y dar ánimos a los niños con cáncer hasta que esa misma enfermedad terminó con su propia vida…Cosas raras del destino.

Comentarios