¡Hasta el ratero lo regañó! En un asalto, el novio huye y la deja sola

Recientes

José Armando de 14 años renunció a las quimios para disfrutar la vida

Para muchas personas, una de las cosas que más sufren cuando están enfrentando una batalla contra el cáncer, es sin duda es el tema de las quimioterapias. Ta...

El lamento de Gaza: Biden y la complicada búsqueda de paz

En medio del caos y la tragedia en Gaza, el presidente Biden enfrenta un nuevo obstáculo en la búsqueda de la paz. El reciente ataque israelí contra una fila...

Canadá estrecha fronteras. Lo que debes saber antes de empacar

¡Atención viajeros! Canadá ha desplegado su nueva carta de reglas para los visitantes mexicanos, y la palabra clave aquí es "visa". Después de un aumento not...

Desmantelamiento en Tijuana: un vistazo al cateo que sacudió la ciudad

En un giro dramático, la FGR, a través de su Fiscalía Federal en el Estado de Baja California, realizó un cateo que dejó al descubierto un arsenal de armas y...

¡Primeras imágenes de la serie de Chespirito!

Pues terminó la espera y ya sabemos quiénes estarán en la serie dedicada al gran actor y escritor de comedia, Roberto Gómez Bolaños, mejor conocido como 'Che...

Compartir

Los asaltos están a la orden del día, y cada día es más complicado andar caminando por la calle sin esperar que llegue un fulano a tomar lo que no le pertenece.

Hemos escuchado muchas historias de ladrones, de ratas de dos patas, pero ¿unos ladrones que sean caballerosos y que mostraron hasta cierta ‘moral’?, pues ¡ver para creer!

Resulta que una cámara de video captó el momento en el que una pareja de novios jóvenes caminaban por las calles de Iztapalapa, mientras un motociclista, vestido de negro, los esperaba pacientemente a que se le acercaran, cuando de pronto, del otro lado de la calle, se les aproxima un tipo quien los aborda, llegándoles por la espalda, pero en seguida viene lo bueno.

También te puede interesar:  Este monedero que causará que tengas pesadillas

Apenas abrazó el ladrón a la joven, el novio, como si fuera un corredor de 100 metros en las olimpiadas, salió despavorido, abandonando a la novia y dejándola a su suerte.

Y por increíble que parezca, es el mismo ladrón quien reprende al novio y le grita: «¡Eh, we, cómo la dejas!». La parte triste de la historia es que a la muchacha, aparte de que le ‘volaron’ su celular, seguramente también así voló el amor que sentía por el novio.

Comentarios