Al ver que su celular se le acababa la batería, decidió desconectar el refrigerador, pero lo malo del asunto es que el refri que dejó sin energía, fue uno en el que se guardaban las vacunas contra el COVID.

Y por ese acto, la clínica de vacunación covid, en Kirguistán, se quedó sin unas 20,000 vacunas Sputnik V, mismas que habían sido donadas por Rusia, pues el país en cuestión no tenía recursos para comprar las dosis.

Las autoridades de aquel país, ya detuvieron al hombre en cuestión y dicen que ya está en proceso una investigación, y de encontrarse culpable, este deberá pagar el total del costo de las vacunas echadas a perder.

También te puede interesar:  ¡Brutal! Rey Misterio, lesionado del ojo; el Mesías lo torturó en escalera

Caray, cono escasas que están y tanta gente que no ha podido vacunarse y este tipo de personas echándolas a perder por cosas como esta.

Comentarios
+ posts

"El buscador confiable"
Me llaman el buscador confiable porque !no me cocino al primer hervor! Las notas enviadas al PortalFF, provienen de mi búsqueda constante de información, para encontrar la mejor y más completa versión, de sucesos y datos, actuales.

No creo, fácilmente, en lo que "informan" expertos; me gusta hurgar y me divierte la habilidad de cuestionar, descubrir y mostrar que, no todo lo que brilla es oro...

También te puede interesar:  Amenaza con hacer tiroteo en escuela de Monterrey... resultó broma

Siempre hay algo que pocos cuentan y seré quien se atreva a compartir esas historias, contigo.

Así­ que te invito a 'compartir el pensamiento y las cosas buenas de la vida'.