Foto: Genaro Zepeda

Apenas llevaba una horas de haber llegado cuando médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de La Margarita, Puebla, declararon muerto a un pequeño a las 07:00 horas del pasado miércoles.

Cerca de las 09:00 horas, el padre del bebé fue a reconocer el cuerpo, pues sería trasladado a la funeraria, cuando sorpresivamente el bebé comenzó a llorar.

«Cuando el papá destapó el cuerpo de su hijito, todavía estaba vivo», dijo el empleado de la funeraria.

También te puede interesar:  Escalera eléctrica se vuelve loca ¡Se va de reversa y a toda velocidad!

«Aquí estoy yo, resiste papito, resiste papito lindo. Está llorando el niño, sigue llorando, está vivo. Diosito mío, acompaña a mi bebé, acompáñale que está vivo, acompáñalo diosito mío», se escucha decir al hombre en el video.

También te puede interesar:  "Te odio Sarita", la playera que todo México quiere

El pequeño de tan solo 23 semanas (menos de seis meses) de gestación había pasado aproximadamente dos horas en el área de refrigeración mortuoria.

Este es el comunicado del Instituto Mexicano del Seguro Social donde señala lo ocurrido en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 20.

Comentarios