En Sonora, un grupo coordinado entre el Ejército Mexicano y la Procuraduría General de la República desmantelaron un retén que fue instalado por 24 personas y un Policía Federal Ministerial, que operaba de manera clandestina con rótulos y uniformes de la PGR privando del libre acceso a ciudadanos que fueron víctimas.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Ministerio Público correspondiente.
Con información de La Jornada
Comentarios
+ posts

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

También te puede interesar:  Atacan a militares en Nuevo Laredo

¿Ya nos conoces?

También te puede interesar:  Obama prepara su último Estado de la Unión