El partido de primera catalana entre el Manlleu y el Sant Cugat terminó con un desenlace vergonzoso.

El portero del conjunto local, Iván González Puertas, le dio una brutal patada por detrás al colegiado del encuentro, Gerard Creus Soler, después de que éste le anulara por manos un gol en el último minuto del encuentro, tanto que significaba el empate a uno.

También te puede interesar:  Muere el portero Gordon Banks, autor de 'la atajada del siglo' ante Pelé

Las imágenes de la salvaje agresión fueron compartidas en redes sociales y rápidamente se hizo viral.

El árbitro cayó en el campo tras la patada del portero del Manlleu, que tuvo que ser apartado por sus propios compañeros y los jugadores del conjunto rival.

También te puede interesar:  Abogado de Rafael Márquez niega restricciones contra el jugador

Minutos después, el guardameta ha pedido disculpas al colegiado antes de que cerrara el acta.

Comentarios