Una pequeña sufrió de quemaduras químicas de tercer grado por usar una funda para iPhone que goteó ácido.

Las quemaduras dejaron a Olivia Retter marcada con una cicatriz en forma de teléfono debido a que la funda, comprada en una tienda de accesorios para dama, comenzó a gotear un líquido corrosivo mientras dormía.

También te puede interesar:  Australiana asevera haber sufrido graves quemaduras por causa de su iPhone 7 -Foto-

La funda marca New Look, fue comprada en una tienda de accesorios para teléfonos móviles por poco más de 150 pesos, y el reporte se divulgó por el periódico británico Metro, así como por Facebook donde se ha compartido más de 40 mil veces.

También te puede interesar:  Opera Hoy No Circula por pirotecnia

 

Con información de Excélsior

Comentarios