La estrella Michelin ha sido seducida por un taco mexicano

Recientes

Superará México récords históricos de calor en los próximos días

Científicos de la UNAM consideran que es una condición sin precedentes y sugieren a la sociedad reducir la exposición al Sol, vestir colores claros, usar blo...

Se extiende contingencia ambiental

La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) anunció esta tarde que la fase 1 de contingencia ambiental en el Valle de México se mantendrá debido a la pers...

Modifica la revolución digital el alcance del diseño gráfico

Con una esencial capacidad de síntesis, revestida de creatividad, estética y atractivo visual, el diseño gráfico nos acompaña de cerca mediante productos, ma...

Ejército israelí recupera cuerpo de Orión Hernández

El ejército israelí anunció este viernes la recuperación de los cuerpos de tres rehenes secuestrados en la Franja de Gaza desde el ataque de Hamás el pasado ...

Mayito y Brenda exigen se cancele la nueva serie de la muerte de Paco

Pues la muerte de nuestro querido Paco Stanley está levantando olas y generando más drama que una telenovela de horario estelar. Sí señoras y señores, el inm...

Compartir

En un rincón pintoresco de Ciudad de México, la estrella Michelin ha encontrado su hogar en un lugar inesperado: Tacos El Califa de León. El reconocido chef Arturo Rivera Martínez ha llevado su modesto puesto de tacos al pináculo culinario, desafiando las expectativas convencionales de alta gastronomía.

El miércoles pasado, el aroma de la carne asada y el bullicio de los comensales se mezclaron cuando Rivera Martínez recibió la codiciada estrella Michelin. A pesar del honor, el chef sigue fiel a sus raíces, dorando la carne como lo ha hecho durante dos décadas.

Ubicado en la Ribera de San Cosme, Tacos El Califa de León ofrece una experiencia gastronómica minimalista pero poderosa. Con solo cuatro opciones en el menú, todos centrados en la excelencia de la carne de res, el secreto radica en la simplicidad y la calidad.

Rivera Martínez, único entre los chefs Michelin, abraza la autenticidad de su cocina al recomendar una Coca-Cola como compañero perfecto para sus tacos. Este enfoque sin pretensiones ha cautivado a los clientes, incluso con precios más altos que los estándares locales.

También te puede interesar:  Al 87 por ciento el avance de renovación de la Plaza de la Constitución

Para muchos, la estrella Michelin otorgada a un modesto puesto de tacos representa más que una mera distinción culinaria. Es un tributo a la resistencia al cambio y la fidelidad a las tradiciones arraigadas. A pesar de los tiempos cambiantes, Tacos El Califa de León se aferra a su identidad, resistiendo la influencia de la moda y la modernidad.

También te puede interesar:  Consolida Gobierno CDMX reordenamiento de Pino Suárez

A medida que la clientela evoluciona y los desafíos persisten, el legado de Tacos El Califa de León sigue siendo un faro de autenticidad en un mundo culinario en constante cambio. Mientras otros buscan innovar, este pequeño puesto de tacos demuestra que lo que está bien hecho, no necesita ser cambiado.

Comentarios