Mónica García Villegas, dueña del Colegio Rébsamen, fue sentenciada a 31 años de prisión homicidio culposo y responsabilidad de obras, tras la muerte de 19 niños y siete adultos en el derrumbe del inmueble en Tlalpan, en el sismo del 19 de septiembre del 2017.

Además deberá pagar al menos 400 mil pesos por reparación del daño. Al respecto, la procuradora capitalina, Ernestina Godoy, celebró la sentencia y aseguró que fue un arduo trabajo de ministerios públicos, peritos y Policía de Investigación.

También te puede interesar:  "INE no se puede meter con un fideicomiso privado": Polevnsky

En su última declaración ante los padres de los niños García Villegas se dijo completamente inocente de los delitos y dijo que no tenía por qué externar un perdón.

“La maestra les externó directamente a ellos y decirles que trató de ser amable, yo trate de ofrecerles un pésame, no lo quisieron aceptar y ella dijo: ‘yo no tengo porque pedirles perdón a ustedes de eso, perdón no, porque soy inocente”, expuso Rosendo Gómez Hernández, defensor de la directora del Colegio Rébsamen.

También te puede interesar:  Avanzan obras de restauración en Fuente de Tláloc después del 19S

Al término de esta audiencia algunos de los padres salieron molestos al escuchar el pronunciamiento de García Villegas ya que desde el comienzo del juicio oral querían que Miss Moni externara un perdón y pésame.

Comentarios