El Comité de Aviación Interestatal (CAI) de Rusia, declaró que el avión ruso con 224 pasajeros abordo que se estrelló el sábado en la península del Sinaí se destruyó en el aire.
El director del CAI – Victor Sorochenko – dijo: “La destrucción tuvo lugar en el aire y los fragmentos resultaron desperdigados por una superficie de cerca de 20 kilómetros cuadrados; es todavía pronto para sacar conclusiones sobre las causas”

Según testigos oculares, el avión ya ardía en llamas antes de chocar en la tierra.
Autoridades rusas y egipcias descartaron un atentado terrorista como causa del accidente.
Técnicos de ambos países han procedido al análisis de las cajas negras del avión que, según el ministro de Transporte ruso, han sufrido “daños técnicos menores”.

Con información de EjeCentral

 

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Gobiernos estatales intentan ocultar daño al erario