En la jungla masculina parece haber una eterna batalla por el trono de la selva entre dos estilos igual de imponentes en escancia, muy poderosos pero diferentes  en proyección. Hablamos de los Gentlemen y los Dandies.

Para reconocer a estas elegantes criaturas del horizonte urbano primero hay que saber que define a cada estilo, cómo lo portan y que quieren demostrar con su imagen.

Empecemos con los Gentleman o “gents”.

Dentro de la fauna urbana éstos personajes se mueven entre el mundo ejecutivo,  siguiendo protocolos de vestimenta al pie de la letra pero sin caer en lo aburrido, es más son muy consientes de tendencias pero no en patrones o estilos arriesgados, si no en textiles y texturas para su segunda piel que es el traje. Éstas criaturas caminan con garbo y pies de plomo, pueden usar trajes de dos o tres piezas  donde lo importante es dejar claro quien es el jefe, su estilo parte de lo clásico y sobrio y eso es lo que los hace elegantes e impecables.

Gustan por combinaciones perfectas y clásicas donde cada detalle se coordina pero no destaca entre sí. Relojes de marcas con peso histórico o de corte clásico, mancuernillas con aplicaciones o de metales precioso, pisacorbatas y pañuelo pero perfectamente doblado y solo dejando un delgado filo a la vista, cinturón y zapatos a juego y en perfecto estado.

Los “gents” generan con sus accesorios y prendas un look coherente que al tratar de pasar desapercibidos por su pulcritud y buen vestir hacen lo contrario, llaman más la atención pues emanan poder y éxito.

Por otro lado en los altiplanos de la jungla urbana se encuentran unas raras aves de la moda, que ante la menor provocación no dudarán en exhibir su estilo cual plumaje de pavorreal, ellos son los Dandies.

También te puede interesar:  Los mules

Los interesante de los Dandies es que parten de la misma base clásica y amor por la sastrería que los gents pero ellos les aburre lo austero, no les gusta la sobriedad, al contrario quieren ser vistos y no dudarán en hacértelo saber eso si con mucho estilo y mucha pero mucha tendencia.

Los Dandies no solo cuidan que sus trajes tengan los mejores materiales, si no, lo último en cortes y patrones para sus sastrería, combinan colores sin miedo y son los maestros en el arte de los detalles.

El dandy no solo usa corbata o mancuernillas y pañuelo, usa todo al mismo tiempo coordinándolos entre sí haciendo una historia, la cual te obliga a recorrer desde el interesantísimo dobles en sus pañuelos, hasta agregar fistoles o botoniers en las solapas. Si utilizan chaleco no dudarán en hacértelo notar agregando una leontina o cadena. Su calzado destaca al igual que sus manos pues éstas llevan anillos y pulseras, coronando todo (y si es que el clima lo permite) llevando un abrigo sobre los hombros creciendo su espalda cómo los felinos para verse aun más impactantes.

Lo curioso de éste estilo es que logran que todo el conjunto funcione, su ojo para combinar colores detalles y texturas es exquisito al grado que pareciera fácil y poco lo que llevan puesto, pero solo es una falacia pues aman que los elogies y descubras las pistas que dejaron en su look.

También te puede interesar:  Y si pido un deseo

A diferencia del gent, los danidies también emanan poder y éxito pero lo funden en una palabra que les encanta vivir la cual llaman “estatus”.

Dos estilos, la misma base pero diferente amor por la moda. ¿Y tu con que rey de la selva te identificas?

 

Gracias por leernos síguenos en:

www.idip.com.mx
@IDIP_MX
#IDIP
#IDIPmx

Facebook: Manu Castillo Fashion Empowerment Stylist
Instagram : @manustyling

Comentarios
+ posts

Llevo el diseño en el subconsciente y la moda en el corazón y juntas hacen que la imagen sea justo eso, diseñar personas en base a sus sueños y esencia.

Actualmente soy profesor en IDIP dando clases en diplomados y cursos enfocados a imagen personal y fashion styling.

Soy un apasionado en la historia de la moda, pues esta siempre nos da bases sólidas de que las prendas no solo es tela, son años y años de experiencias y sucesos listos para renovarse y reivindicarse en el mundo con cada tendencia.

Sí, en moda, todo regresa pero nunca igual. Creo totalmente en que la imagen masculina puede regresar a sus años de gloria, donde el porte guiaba al estilo y el estilo a lo trascendente.