No podemos negar que la secuela del 2009 de la influenza H1N1 nos dejó un estado de choque permanente por la amenaza de la letalidad que se le pronosticó y que afortunadamente fue errónea, ya que se comentaron índices de mortalidad muy similares a los que ocasiona la influenza estacional cada año.

Ahora después del decepcionante evento tendemos a menospreciar su presencia al grado que en la actualidad hemos detectado un notable incremento en los casos clínicos y en los comprobados con exámenes de laboratorio que aunque sabemos perfectamente que no son infalibles, si tienen una asertividad en la positividad arriba del 90%, aunque no así para su negatividad, es decir, si la prueba rápida sale negativa, no es determinante de ninguna manera para descartar la enfermedad, sin embargo, si sale positiva tiene un alto valor para confirmar el diagnóstico.

Hemos diagnosticado casos por cuadro clínico que no han manifestado datos de gravedad, muchos de los pacientes actualmente ya fueron vacunados contra H1N1 y H1N5, lo que tranquiliza a muchos de los médicos respecto a la letalidad de la enfermedad. Si el paciente se presenta con un cuadro sugestivo de la enfermedad y no tiene ya fiebre ni complicaciones de riesgo el manejo debe ser conservador.

Existe la duda de si el paciente debe o no tomar el antiviral, sin embargo consideramos que ante la escases de tratamientos, se deben optimizar los recursos y dejar el tratamiento para aquellos caso en los que se ha dado la indicación como son menores, embarazadas, pacientes con enfermedades crónicas y pacientes de la tercera edad. Seguimos insistiendo indudablemente en la vacuna que es el mejor preventivo para la enfermedad. Si se dispone del tratamiento lo deben tomar todos los pacientes con e diagnóstico de influenza.

Recordemos que la enfermedad se transmite por contacto directo, contacto con secreciones, preferentemente en lugares públicos, en escuelas y en centros de impartición de salud, por lo que se deben tomar precauciones en estos lugares. Si se sabe de un paciente con enfermedad o sospechoso se le debe enviar a su domicilio con la indicación de consultar al médico.

Se menciona un incremento de casos del 23% con respecto al mismo periodo de enero-marzo del año pasado 2015. Durante muchos día se trató de desinformar a la población sobre el hecho del comportamiento epidémico de la enfermedad sin entenderse el objetivo y dejando a la población sin alerta ante el riesgo de que a más casos afectados mayor número de decesos.

Ante la demanda por la incidencia de Influenza en los primeros dos meses del año, la disponibilidad de vacunas y los antivirales se escasearon de inmediato, dejando a la población sin prevención y sin tratamiento, por lo que enfrentar la enfermedad en los casos de las influenzas más agresivas deja en estado de indefensión a los pacientes en manos de la suerte y de que su aparato inmunológico los logre proteger. Algunos no tendrán suerte por la comorbilidades que les aquejan como Diabetes, cáncer, enfermedades inmunológicas, estado de embarazo, senilidad o por ser demasiado jóvenes y una vez más quienes son responsables de cuidar la Salud Pública de los mexicanos no han sido lo suficientemente capaces para asegurar el buen curso de los acontecimientos, exponiéndonos a riesgos que podrían haberse calculado. No es la primera vez que enfrentamos la escases de vacunas y medicamentos, al parecer no aprendemos de los antecedentes y estaremos condenados a padecer la ineptitud de los responsables. No es justificable que un paciente muera por falta de un medicamento que puede salvarle la vida y que cuesta más o menos con el abuso cotidiano entre 300 y 600 pesos MN.

Informes sobre sitios donde se puede conseguir el medicamento Tamiflu donde deberá acudir con la receta de su médico:

Para obtener el medicamento prescrito con receta por su médico deberá de llamar al teléfono de la COFEPRIS las 24 horas del día 01800 033 5050.

Fiebre, dolor de garganta y ataque al estado general son síntomas suficientes para acudir a la valoración médica. Recuerde si no hay fiebre es poco probable la influenza y si no al dolor de garganta aun con la fiebre es poco probable, sin embargo, recuerde tomarse la temperatura por 5 minutos cuando menos o con termómetro electrónico hasta que le indique que terminó el registro, las elucubraciones y las apreciaciones no cuantificadas pueden confundir al médico, “MIDASE LA TEMPERATURA”.

En efecto no es un mito es una realidad, está aquí en nuestra ciudad y está atacando a la población tome sus precauciones.

Atentamente

Dr. Alejandro Cárdenas Cejudo

Médico Internista
Hospital Angeles del Pedregal
Consultorio 717 de la Torre Angeles
tel 56522375.
www.dralejandrocardenas.com
alexcarc@hotmail.com

Comentarios

Acerca de 

Quiero confesarles que MI PASIÓN POR LOS SERES HUMANOS NO TIENE L͍MITE, porque en sus contenidos se encuentra la respuesta a todas la preguntas de nuestro entorno, a todos los cuestionamientos de vida, a todas las oportunidades de creatividad y de cambio, reconozco en mis semejantes superioridades, igualdades y debilidades como las que yo muestro.

Me apasiona poder ayudar a la gente a conservar su calidad de vida, con herramientas tan sencillas como el ejercicio y la nutrición adecuada.

Los invito queridos compañeros, a sumar cualidades, inteligencia, experiencia y a ser solidarios con este proyecto de salud de nuestro paí­s difundiendo la prevención con educación.