Hace cuatro meses, Margarete Mormul recibió una noticia que le cambió la vida. Las migrañas recurrentes y molestias constantes de las que padecía, eran en realidad dos tumores cerebrales malignos que debían ser operados de emergencia.

El médico que la atendió le recomendó hacer la cirugía lo antes posible, pues su vida corría peligro.

Sin embargo, Margarete no disponía del dinero suficiente para pagar una operación de último minuto, por lo que tomó la difícil decisión de rifar el automóvil con el que se ganaba la vida como conductora de Uber.

También te puede interesar:  Indígena zapoteco obtiene beca para estudiar en Australia

Creó una página en Facebook y acudió a varios programas de televisión para pedir ayuda a la gente. Eran 5 mil boletos, cada uno costaba 20 reales brasileños (poco más de cuatro dólares) y todos se vendieron en dos meses.

El auto costaba alrededor de 5,000 dólares, y el ganador de este fue un jubilado brasileño llamado Célio Pereira de Carvalho quien mientras recibía las llaves del auto, y al enterarse del motivo por el que Margarete estaba rifándolo, decidió devolvérselo para que pudiera seguir ganándose la vida.

También te puede interesar:  36 obras de artistas con síndrome de Down se exhibirán en Bellas Artes

Con la venta de los boletos, Margarete pudo pagar su cirugía en el Hospital Santa Casa y ahora se encuentra en recuperación.

Comentarios