Es una de las artistas  más conocidas a nivel mundial y sin duda alguna Frida Kalho  poco a poco se ha convertido en una referencia a la cultura mexicana y a la figura de la mujer.

La Casa Azul es visitada por miles de personas en todo año, incluso artistas de talla internacional que admiran a la pintora y su vida, se han dado una vuelta por esas paredes que reflejan la atormentada vida de Kahlo.

El crecimiento de su figura en el mundo del arte ha permitido que varias de sus pinturas alcancen los millones de dólares en subastas, como el cuadro ‘Dos desnudos en el bosque’ (La Tierra misma’ que regaló a la actriz Dolores del Río, que se valuó entre 8 y 12 millones de dólares.

También te puede interesar:  Irak, bombas dejan 20 muertos

«Dos desnudos en el bosque (La tierra misma)»,  muestra a dos mujeres desnudas descansando en un bosque, se ofrecerá el 12 de mayo a la venta de arte moderno e impresionista de la casa Christie’s.

Kahlo le obsequió esta obra de 1939 a Del Río, considerada como una de las primeras artistas latinoamericanas en triunfar en Hollywood. La actriz, amiga de la pintora y su marido, el afamado muralista mexicano Diego Rivera, nunca la vendió. Tras su muerte, pasó a manos de su marido, el estadounidense Lewis Riley.

Y fue subastada por Christie’s en 1989 y adquirida por la coleccionista Mary-Anne Martin, quien se lo vendió al actual dueño, cuyo nombre no ha sido divulgado.

También te puede interesar:  Una muy buena broma de Halloween

Sin temor a equivocarme es una de las pinturas más personales de Kahlo porque es poética y la sutileza del cuadro es maravillosa», dijo Virgilio Garza, director del departamento de arte latinoamericano en Christie’s.

Después de la venta de arte moderno e impresionista, Christie’s realizará su subasta bianual de arte latinoamericano, que esta temporada encabeza la pintura «Maestros cantores» del mexicano Rufino Tamayo.

 

Con información del Excélsior

Comentarios
+ posts