Ante el declive en la popularidad del candidato presidencial Donald Trump en Estados Unidos, el Partido Republicano teme que Texas opte por darle el triunfo a su rival demócrata Hillary Clinton.

Ningún demócrata ha ganado en Texas en las elecciones presidenciales desde las de Jimmy Carter en 1976. Además, el ganar en ese estado daría una certera ventaja en el conteo total de Clinton.

Esto lo observó el gobernador texano y republicano Greg Abbott durante un mitin en Houston, “Hillary Clinton está poniendo a prueba a Texas”. Y es que los 38 votos electorales de aquel estado son imprescindibles para cualquier candidato republicano en año electoral. Más para Trump, donde está perdiendo un estado casi seguro para su partido, y que en estos momentos no se puede dar ese lujo.

También te puede interesar:  México aceptará a extranjeros que devuelva EEUU "por razones humanitarias"

Además, en riesgo también están Utah y Arizona.


Con información de AP

Comentarios
+ posts