Ricardo Sheffield, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), informó del hallazgo de un dispositivo de software ilegal para controlar la cantidad de litros de combustible despachado y así engañar a los consumidores.

En conferencia de prensa, mencionó que el software, también conocido como “rastrillo”, se encontró durante una verificación realizada a una bomba despachadora de gasolina en una estación de Campeche.

También te puede interesar:  Golpeadores de la Roma pertenecen a policía capitalina

El procurador adelantó que las primeras investigaciones estimaron que aproximadamente el 8% de las gasolineras en México podrían tener dicho dispositivo.

El software permite que desde la oficina central o de un dispositivo móvil, los despachadores puedan controlar que la bomba de combustible entregue litros incompletos, por ejemplo uno o dos litro menos por cada 20 despachados.

También te puede interesar:  Marchas del día

El funcionario puntualizó que el dispositivo se descubrió luego de que la Profeco detectó irregularidades en las verificaciones realizadas a las estaciones, ya que casualmente encontraban primero la bomba que despachaba litros incompletos.

Comentarios