El rodaje de una película en Crawfordsville, Indiana, Estados Unidos, estuvo al borde de convertirse en una tragedia el pasado 29 de septiembre.

Un policía vio a uno de los actores portando un arma y, al no percatarse de que se trataba de una escena de ficción, le disparó sin llegar a darle.

El suceso, registrado por una cámara de video dura menos de un minuto. El agente no deja de gritar con nerviosismo al hombre: «¡Tire la pistola, tire la pistola…!». Acto seguido se oye el disparo. Y el actor exclama: «¡Estamos haciendo una película!». «¿Disculpe?», responde el policía.

También te puede interesar:  Cuauhtémoc Blanco no está interesado en bajar su salario

El agente vuelve a pedir al actor que se tire al suelo y al que parece ser un compañero suyo de rodaje que dé un paso atrás. El hombre sospechoso insiste: «Estamos haciendo una película, no le miento». Poco después se corta la imagen.

El vídeo se suma a la lista de grabaciones de actuaciones policiales en Estados Unidos que ponen en tela de juicio el aplomo de algunos agentes, como el que el pasado 26 de julio tuvo encañonado durante nueve minutos al ocupante de un vehículo durante una parada de tráfico. El hombre pide reiteradamente que deje de apuntarle porque desconfió de él cuando intentaba agarrar su documentación.

También te puede interesar:  Dos heridos por caída de plafón en la PGJ

Con información de El País

Comentarios
+ posts

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?