En una emotiva misa, acompañada de amigos y familiares, Rocío Sánchez Azuara despidió a su hija Daniela, quien falleció tras estar hospitalizada durante semanas por las complicaciones derivadas del lupus eritematoso sistémico, enfermedad que padece desde hace 20 años y que últimamente había mermado su salud.

La conductora llevó las cenizas de su hija a la Iglesia de Nuestra Señora del Líbano, al sur de la Ciudad de México y compartió en sus redes sociales un sitio especial preparado para Daniela en su casa.

«Para el emotivo y difícil momento, Rocío colocó en el centro religioso las cenizas de Daniela frente a una fotografía y flores blancas. La conductora está devastada ante esta irreparable pérdida, lo dejó de manifiesto a través de su cuenta oficial de Instagram, en la que publicó una conmovedora fotografía, más íntima, y agradeció todo el apoyo recibido», informó Quién.

También te puede interesar:  Las playas más sucias de México para ir de vacaciones

Click aquí para ver el video

Sin mencionar nombres… ¡Gracias!”, escribió al lado de la bella instantánea en la que se ve la urna arropada por una Virgen de Guadalupe.

También te puede interesar:  "Se busca Karime Macías de Duarte": Mexicanos reparten volantes en Londres

La despedida de su hermano

Por otro lado, José Luis Santiago, hermano de Daniela Santiago, le dedicó un emotivo mensaje en su cuenta de Instagram.

«Siempre fuiste y serás mi fuerza y motivación a seguir adelante y nunca tener miedo. Siempre juntos estemos donde estemos y orgulloso de siempre poder llamarte mi hermana. Descansa en paz mientras yo te sigo haciendo reir», escribió el actor.

Comentarios