Venderlo «en partes», intercambiarlo por ambulancias y hasta rifarlo son algunas de las cinco opciones que anunció este viernes el Mandatario Andrés Manuel López Obrador, para deshacerse de una vez por todas del polémico avión presidencial heredado de sus predecesores.

«No es fácil esto porque si el Presidente no lo va a usar pues qué empresa usa un avión así. La verdad que fue un exceso esto. Esto no debió hacerse. No debieron comprar este avión, ya ni los más ricos del mundo y extravagantes, ya no tienen estos aviones», argumentó el Mandatario en su conferencia matutina.

La única condición es obtener el equivalente a 130 millones de dólares que la ONU determinó como valor de la aeronave, un Boeing 787, que López Obrador puso en venta, sin éxito hasta ahora, desde el primer mes de su gestión.

Aunque el Mandatario dijo que decidirían lo que se resuelva «más pronto» también pidió a la gente que ayude a decidir de entre las cinco opciones que son las siguientes:

Un comprador anónimo

El Gobierno mexicano ha recibido una oferta de un comprador de Estados Unidos, pero por 125 millones de dólares, por lo que el presidente espera que el empresario acepte pagar los cinco millones faltantes.

También te puede interesar:  Mujer acuchilla a su pareja en hotel de Iguala, le pide perdón y lo abraza

López Obrador comentó que originalmente había dos compradores que «posiblemente no se animaron» al enterarse que su Administración traería de vuelta el artefacto de California, donde permanecía en las instalaciones de la compañía fabricante para su mantenimiento.

Intercambio con Estados Unidos

México también ha solicitado de manera formal a Estados Unidos intercambiar la aeronave por el equivalente en equipo médico, como ambulancias, tomógrafos, máquinas de rayos x y «todo lo necesario para hospitales.

Al apuntar que esperan la respuesta de Washington, el Mandatario aclaró que usarían la maquinaria, o los recursos de los otras opciones, para equipar los hospitales públicos.

Venta en partes

El Presidente también contempla vender «en partes» el aparato a 12 compañías nacionales que conformarían una sociedad, por lo que correspondería a cada empresario pagar cerca de 11 millones de dólares.

Al informar que se ha reunido con empresarios como Carlos Slim, Carlos Salazar y Antonio del Valle, López Obrador pidió al sector privado que «lo ayuden a reparar el daño».

También te puede interesar:  Profesor del IPN pide a sus alumnos 30 segundos de silencio y una canción para despedir a José José

Alquilarlo por horas

Al citar el caso de un avión en Asia que se renta por 70 mil dólares la hora, el Mandatario citó como opción el alquilar la aeronave bajo la administración de la Fuerza Aérea de México.

El vehículo tiene capacidad para volar por 800 horas al año con un costo de operación de 15 mil dólares por hora.

Una rifa

Un sorteo de seis millones de «cachitos» (boletos), a 500 pesos cada uno, administrado por la Lotería Nacional, es la última alternativa del Gobierno de México.

El ganador también podría ganar el servicio de operación de uno o dos años, precisó el Presidente.

«Son las opciones que tenemos. Yo estoy seguro de que la gente nos va a ayudar. Todos. Nos va a ayudar el pueblo, como siempre, y nos ayudan los empresarios, y nos van a ayudar a que resolvamos este asunto, porque ¿qué hacemos?», reflexionó.

Con información de EFE

Comentarios