Emilio Lozoya, el exdirector de la compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) detenido este miércoles en España, comparecerá mañana ante un juez por la reclamación de las autoridades mexicanas, que lo buscan por un fraude calculado en 280 millones de dólares.

Fuentes jurídicas informaron a Efe que el detenido comparecerá ante el juez Ismael Moreno, de la Audiencia Nacional, quien le tomará declaración por la reclamación pendiente de su país.

Lozoya, sobre el que existe una orden de busca y captura desde mayo de 2019 por su presunta implicación en la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, se escondía en una urbanización de Málaga (sur), donde fue localizado por la Policía española.

También te puede interesar:  Explota ducto de Pemex en Celaya, Guanajuato

En julio del pasado año se detuvo a su madre en Alemania acusada de lavado de dinero.

La Policía Nacional española informó en un comunicado de que el fraude lo habría cometido entre 2012 y 2013 como presunto responsable de un «entramado de corrupción».

A partir de la orden de busca y captura dictada en mayo del pasado año, los investigadores españoles obtuvieron indicios de su presencia en distintas localidades españolas, pero, según la misma fuente, su «alto poder adquisitivo y sus lazos internacionales complicaban su localización».

Finalmente, tras nueve meses de investigaciones, las pesquisas llevaron a la Policía hasta Málaga, donde fue detenido en los alrededores de una urbanización por agentes del Grupo de Localización de Fugitivos Internacionales y agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO).

También te puede interesar:  Pemex se desprenderá de negocios secundarios

Las autoridades mexicanas solicitan la extradición, aunque previsiblemente el juez mañana le comunicará su procesamiento, le tomará declaración y acordará medidas cautelares, como la prisión provisional, si así lo piden las partes.

Una vez cumplimentado ese trámite, la Fiscalía mexicana tendrá que aportar la documentación que justifique la reclamación y, en el caso del que el detenido no acceda a su entrega voluntaria, la Audiencia Nacional decidirá si lo extradita o no a México.

Comentarios