Los presuntos asesinos de Fátima, Gladis Giovana Cruz Hernández y Mario Alberto Reyes Nájera solicitaron vigilancia especial ante las autoridades del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, después de recibir amenazas asegurándoles que «tarde o temprano» les harán lo mismo que ellos le hicieron a Fátima.

También te puede interesar:  López Obrador podría recibir banda presidencial en Palacio Nacional o en el Zócalo

“Están en un área restringida, pero no van a estar así por mucho tiempo y ahí es donde van a empezar los problemas, porque no van a tener la vigilancia que tienen ahora”, aseguró una fuente a El Universal.

También te puede interesar:  "Seremos testigos de cuando gane el que tiene vitiligo": nuevo spot contra AMLO

La fuente también reveló que Mario Alberto ya recibió una agresión de parte del resto de la comunidad penitenciaria. “La noticia llegó hasta aquí y los internos están muy molestos, dicen que eso no se hace”, aseguró.

Comentarios