Los devastadores huracanes Eta e Iota, que azotaron duramente a Centroamérica en noviembre, dejaron en Guatemala pérdidas por 6,000 millones de quetzales (unos 770 millones de dólares), informó la presidencia.

El paso de las tormentas causó destrucción e inundaciones en gran parte de la región, pero Guatemala sufrió uno de los golpes más dramáticos, luego de que un alud sepultó a una remota aldea de indígenas mayas, dejando decenas de cuerpos que no pudieron ser rescatados.

También te puede interesar:  'Lista negra' de personas para vuelos, por no usar mascarillas

Oficialmente, el Gobierno reportó 61 fallecidos, 30 heridos, 99 desaparecidos y más de 310,000 evacuados en todo su territorio.

Según un reporte de la presidencia, los daños económicos causados en el país, que ya venía batallando con los efectos de la pandemia del coronavirus, equivalen al presupuesto que juntos tenían asignados los ministerios de Gobernación y Economía para 2020.

También te puede interesar:  El clímax en la temporada de ciclones

A finales del año pasado, el gobierno de Honduras dijo que los daños en la nación causados por los huracanes sumaban unos 10,000 millones de dólares, mientras que Nicaragua calculó un impacto económico cercano a los 750 millones de dólares.

Información de Reuters

Comentarios