En Florida, una familia es separada. La esposa de un marine retirado fue deportada después de agotar todas sus apelaciones.

Brotaron las lágrimas cuando Alejandra Juárez y su hija menor se presentaron para su vuelo a México este viernes en el Aeropuerto Internacional de Orlando.

También te puede interesar:  Muere por coronavirus Li Wenliang, el médico que trató de alertar sobre el brote en China

Juárez dijo que, si pudiera hablar con el presidente Donald Trump, le preguntaría cómo podía permitirlo si su esposo fue soldado de Estados Unidos.

La mujer de 39 años ha estado viviendo en el país desde hace 20 años.

También te puede interesar:  Uruguay emite una alerta de viaje a EE.UU. ante la ola de violencia indiscriminada

Vivía sin ningún problema en Davenport, Florida, hasta 2013, cuando durante una parada de tráfico la policía descubrió que era una inmigrante indocumentada. Su esposo, Temo Juárez, es mexicano, pero se naturalizó ciudadano estadounidense.

También te puede interesar:  El delirante berrinche de AMLO

Fue un marine y actualmente tiene un negocio de techos. Sus dos hijas, de 16 y 8 años, son ciudadanas estadounidenses.

Juárez decidió viajar a México acompañada por su hija menor, mientras su esposo y su hija mayor se quedan en Florida.

Con información de Excelsior 

 

Comentarios