Los estados de Carolina del Sur y Carolina del Norte, Estados Unidos, han sufrido las primeras consecuencias de la inminente llegada del huracán Dorian, con más de 200 mil cortes de electricidad y cientos de calles bloqueadas, informaron este jueves las autoridades locales.

A primera hora de la mañana, la División de Manejo de Emergencias de Carolina del Sur (SCEMD, en sus siglas en inglés) advirtió de que se registraron más de 200 mil interrupciones del servicio eléctrico a lo largo de la costa de ese estado por cuantiosas lluvias y vientos fuertes.

También te puede interesar:  Trump cree que un golpe militar contra Maduro podría triunfar "rápidamente"

Por su parte, el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) informó a las 08:00 horas local (12.00 GMT) de que Dorian llegaría fortalecido a categoría 3 y con vientos máximos sostenidos de casi 115 millas por hora (185 km/h) tras dejar atrás Florida y Georgia.

A esa hora, Dorian se encontraba a 70 millas (115 km) al sur-sureste de Charleston (Carolina del Sur) y a unas 170 millas (275 km) al sur-suroeste de Wilmington (Carolina del Norte).

También te puede interesar:  Trump amenaza con cerrar frontera con México

«El huracán Dorian está listo para desatar su furia en nuestro estado. Es grave y puede ser mortal», dijo hoy el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, en una rueda de prensa junto a representantes de los servicios de emergencia locales.

«Pónganse a salvo y quédense allí. No bajen la guardia», agregó Cooper.


Comentarios