En Italia, Lorena Quaranta, doctora de 27 años, fue asesinada por su novio luego de que éste la acusara de haberlo contagiado de COVID-19.

De acuerdo con medios locales, Antonio de Pace, enfermero, estranguló a la joven hasta matarla. El sujeto habría explicado que el homicidio fue motivado porque ella le contagió el virus, cuando lo arrestaron.

También te puede interesar:  SRE gestiona compra de 610 ventiladores

Sin embargo, la fiscalía descubrió que la pareja dijo negativo en la prueba. Ambos trabajaban en un hospital de Sicilia.

La policía halló muerta a Lorena y a Antonio en el suelo, con las muñecas cortadas, pero sus colegas médicos no lo dejaron morir.

También te puede interesar:  Asesinan a universitaria de derecho de la UAN, denunció acoso

«Ahora más que nunca necesitamos demostrar responsabilidad y amor por la vida», había escrito la víctima en sus redes sociales, en medio de la pandemia que enfrentaba desde su labor profesional. «Deben pensar y recordar a aquellos que dedican sus vidas diariamente a cuidar a nuestros enfermos”, agregó.

Comentarios