Pasaron exactamente 22 meses desde la noche en que Brenda Micaela Barattini (28) le cortó parte del pene y los testículos a Sergio F., su amante, con unas tijeras de podar en Córdoba, Argentina.

En el juicio, se probó que la joven lo había citado en su piso y que planificó el ataque. Ella dijo que quiso herirlo, sin embargo, la fiscal la acusó de querer matarlo.

Este miércoles, un jurado popular resolvió en forma unánime que ese hecho representó un intento de homicidio, agravado por alevosía, por lo que la arquitecta fue condenada a 13 años de prisión.

El fallo resolvió también que la joven pagará unos 450.000 euros en concepto de daño emergente, lucro cesante pasado y daño mora una vez que quede firme la sentencia.

La condena generó sorpresa y algunos incidentes menores en la sala. “Mierda, mierda, mierda”, gritó la madre de Barattini y salió corriendo. Mientras la acusada era retirada del recinto, algunos de sus familiares insultaron y tuvieron algunos altercados con la seguridad. Una joven fue detenida por romper un cristal de protección en el pasillo de acceso a la sala.

También te puede interesar:  Descubren 'fábrica de bebés' y rescatan a 19 embarazadas

“Yo me jodí la vida. Jamás en mi vida hubiese querido matar a alguien. No fue mi intención y pido que se haga justicia. Estoy muy arrepentida con lo que hice. Quiero seguir con mi vida normal. Estoy muy arrepentida. Jamás hubiese querido matar a alguien, jamás”, dijo la joven.

También te puede interesar:  Salta de edificio para escapar de agresor sexual

Haz click aquí para ver el video

Con información de La Vanguardia

Comentarios
+ posts