En el marco de un proceso judicial para explorar el alcance de las negligencias y prácticas vejatorias del sistema educativo, Paris Hilton denunció haber sufrido abuso institucional en un internado en Utah al que asistió durante 11 meses cuando tenía 17 años.

De acuerdo con la conocida personalidad, personal de la Escuela Provo Canyon la golpeaban y la obligaban a tomar píldoras no identificadas, la veían mientras se duchaba y la ponían en confinamiento solitario sin ropa como castigo.

«Hablar sobre algo tan personal fue y todavía es aterrador. Pero no puedo irme a dormir por la noche sabiendo que hay otros chicos viviendo el mismo abuso que yo y tantos más pasaron, y ustedes tampoco deberían hacerlo», dijo a una comisión del Senado.

También te puede interesar:  Fallece la actriz Maty Huitrón

Anteriormente, la socialicé hablo sobre haber sido abusada mental y físicamente en el documental ‘This is Paris’, que se estrenó a finales del año pasado.

Así, esta semana testificó en una audiencia de una comisión del Senado en el Capitolio de Utah a favor del proyecto de ley que requeriría mayor vigilancia del gobierno a los centros residenciales de tratamiento para jóvenes, medida aprobada unánimemente tras la emotiva declaración varios sobrevivientes entre los que se encontraba Hilton.

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  La mansión de los perros de Paris Hilton: un alarde de mal gusto