Un hombre del que solo se ha dado su nombre (Walter), que iba de regreso a Argentina después haber paseado en Brasil, tuvo que hacer una escala técnica en una gasolinera para estirar las piernas (e ir al baño), minutos después de hacer lo que tenía que hacer, tomó carretera de nuevo para darse cuenta casi 100 kilómetros más adelante que se le había olvidado su «querida» esposa.
El problema fue que Claudia, la mujer no se pudo comunicar con su marido porque en la zona no había cobertura telefónica, ya se han de imaginar como estaba de furiosa la mujer de este distraído sujeto cuando sin querer (queriendo) la dejo en la gasolinera, pues hizo una hora de ida y otra de regreso a la estación para reencontrarse con su dulce, tierna y querida esposa.
Lo curioso es que en el coche iba su hijo adolescente y no dijo nada…¿plan con maña?, quien sabe, pero el marido dijo que ella había estado acostada en el asiento trasero durante el viaje y el hijo se la pasó jugando video juegos en su celular.
No cabe duda que el premio al marido «distraído» del año se lo lleva este hombre.

Roberto Barajas “El mejor buscador”¡Quiero estar en contacto contigo!Sígueme en Twitter @RobertoBarajas_

También te puede interesar:  Obama aterrizó en Argentina con fuerte dispositivo de seguridad

Y dame LIKE en Facebook

Acá otras notas

Comentarios