En Brasil, Joao Pereira de Souza un jubilado trabajaba de albañil y pescador, este hombre, estuvo cuidando durante una semana a un pingüino que se encontró en el 2011 tirado en las rocas de una playa de Río de Janeiro, a punto de morir y cubierto de petróleo, luego de verlo recuperado, dejó de nuevo al pingüino en la playa para que regresara a su hogar, no sin antes ponerle el nombre de «Dindim».

La sorpresa fue que a los pocos meses, «Dindim» regresó a la playa donde conoció a su amigo y salvador ¡y lo reconoció de inmediato!, desde ese día el pingüino visita a su amigo cada año y se queda una buena temporada con él, después de ocho meses, regresa a las costas de Argentina y Chile.

También te puede interesar:  Más de 100 conductores de Uber demandados por abuso sexual en EU

Pereira «inventó» una dieta especial con la que alimenta a su amigo, quien por cierto no se deja tocar por nadie excepto por su viejo compañero, hay personas a las que incluso picotea cuando intentan tocarla.

«Lo quiero como si fuera mi hijo y creo que él también me quiere»..dice el hombre con lágrimas en los ojos viendo al pequeñín que nada cada año 8,000 kilómetros solo por gratitud.

Fuente: ABC-Daily Mail
Vide:YouTube WSJ

Comentarios
+ posts

"El buscador confiable"
Me llaman el buscador confiable porque !no me cocino al primer hervor! Las notas enviadas al PortalFF, provienen de mi búsqueda constante de información, para encontrar la mejor y más completa versión, de sucesos y datos, actuales.

También te puede interesar:  No le importó exponer su vida para salvar a su perrito del feroz ataque de Pitbulls

No creo, fácilmente, en lo que "informan" expertos; me gusta hurgar y me divierte la habilidad de cuestionar, descubrir y mostrar que, no todo lo que brilla es oro...

Siempre hay algo que pocos cuentan y seré quien se atreva a compartir esas historias, contigo.

Así­ que te invito a 'compartir el pensamiento y las cosas buenas de la vida'.