Tristes y con el corazón destrozado una familia reportó en redes sociales que habían enviado a su perrito de raza Shiba Inu, a un campamento de entrenamiento pero les regresaron una urna con las cenizas de su amado lomito.

Según la dueña de la lomito, estaba asistiendo a un campamento para enseñarlo a interactuar con otros canes y todo parecía ir bien y estaba avanzando pero el entrenador les dijo que requerían más terapia para ver más mejoría y se requería de dos semanas más y luego de mucho pensarlo, accedieron.

Un día, recibieron una llamada del campamento pues la novia del entrenador le dijo que llevaban a Maple la perrita al veterinario pues había chillado y sospechaban que le había mordido una serpiente.

«A la 1:33 nos dijeron que lo habían trasladado a una clínica porque no contaban con un antiviperino y que era muy difícil de conseguir. Pedimos la dirección de la clínica. Nunca nos la quisieron dar», compartió Adriana, en su cuenta de Instagram. «A las 3:26 Val (novia del instructor) me escribió: ‘Adri, no me entra la llamada. Nos dijeron que por la edad y la mordida no resistió'», agregó.

También te puede interesar:  La leyenda maya del perro y Kakasbal

Adriana dice que cuando le dijeron que la iban a cremar no lo autorizaron pero finalmente los supuestos entrenadores se lo entregaron en cenizas dentro de una urna.  

Ahora, Adriana y su novio tienen muchas dudas sobre la muerte de su amada ‘Maple’ y hasta dudan de que realmente haya sido mordida por una serpiente.

También te puede interesar:  Policía mexicano salva a perrito de morir en un incendio...¡Ovación de pie!

«Les pedimos que nos llevaran a la clínica y se negaron todo el tiempo. No había fotos. No querían llevarnos con su veterinario. No sabemos si es real la manera en la que murió. No sabemos si se lo robaron o qué pasó. Ni siquiera nos entregaron su plaquita. ¿Y saben qué hicieron? Se subieron a su camioneta y se fueron, me bloquearon de WhatsApp», dijo en su cuenta de Instagram

Comentarios
+ posts