Don Eduardo y Doña Ana son una pareja de la tercera edad, que ahora se encuentra tristemente ofreciendo su jubilación a cambio de que el ladrón les regresara a su amada perrita.

Don Eduardo dice que llegó un joven a su casa ofreciendo bolsas para la basura, pero el contestó que no necesitaban, todavía así, ¡el señor le dio unas monedas!; y sin importarle el noble gesto, el joven le pidió un vaso con agua y fue ahí donde aprovechó la distracción; «entré a buscarle el agua y cuando salí ya me había robado la perrita», comenta tristemente el pobre anciano, quien junto a su mujer, quedaron con el corazón roto en Mar del Plata, Argentina.

También te puede interesar:  Niño grita "¡Viva su jefa!" en lugar de "¡Viva Josefa!"

«Por favor, quiero mi perrita, les doy mi jubilación»…»Es lo único que tenemos, somos los dos solitos y ella nada más» dice la mujer donde suplicaba les regresaran de favor a su perrita

Afortunadamente y de último momento, la policía encontró la perrita y fue entregada a sus dueños.

Comentarios
+ posts

"El buscador confiable"
Me llaman el buscador confiable porque !no me cocino al primer hervor! Las notas enviadas al PortalFF, provienen de mi búsqueda constante de información, para encontrar la mejor y más completa versión, de sucesos y datos, actuales.

También te puede interesar:  Papás la convencen de que no se suicide, ¡llega el tren y muere!

No creo, fácilmente, en lo que "informan" expertos; me gusta hurgar y me divierte la habilidad de cuestionar, descubrir y mostrar que, no todo lo que brilla es oro...

Siempre hay algo que pocos cuentan y seré quien se atreva a compartir esas historias, contigo.

Así­ que te invito a 'compartir el pensamiento y las cosas buenas de la vida'.