Como si de una oscura película se tratara, llega una nota de lo más escalofriante, de esas que te dejan helado, pues resulta que en Argentina, una madre llevó a su pequeña de 10 años porque se quejaba de que le dolía el abdomen y la cintura, cuando los médicos la checaron se quedaron en shock, pues se dieron cuenta de que la niña tenía un embarazo de 8 meses.

Luego, la niña fue interrogada y confesó que había sido atacada una sola vez por su hermano de 15 años, como se han de imaginar, la mamá quedó devastada con la noticia, mientras que los médicos le advirtieron que es un embarazo de alto riesgo, tanto para la futura pequeña mamá como para el bebé que lleva dentro.

También te puede interesar:  ¿Por qué esta niñera que golpeó a un bebé no pisará la cárcel?

Según reportes, el departamento de Justicia busca que la pequeña siga estudiando después del parto y que la abuela tenga la custodia del bebé; mientras, que por otra parte, el joven de 15 años (cuyo nombre no ha sido revelado), ha sido retirado de la familia y como es menor, no puede ser acusado de violación y al momento está bajo la custodia de una tía, ya posteriormente será trasladado a centro para niños involucrados en conflictos legales.

También te puede interesar:  El Papa rompe el protocolo y se desvía a hospital de niños enfermos para visitarlos

Que triste que a esa edad, una pequeñita, deje de jugar con muñecas para tener un bebé.

Comentarios