El Gobierno Federal señaló a los famosos diseñadores Carolina Herrera y Wes Gordon de apropiación cultural, luego de que usaron, incorporaron en su más reciente colección, unas de sus prendas tanto diseños como elementos que identifican a pueblos originarios de México, tal es el caso del Sarape de Saltillo.

La más reciente y polémica colección se llama «Resort 2020» está inspirada en la “alegría de vivir” de América Latina, misma que la revista de modas Vogue describe como “juvenil, fresca y fiel a las raíces de la marca”.

También te puede interesar:  Mujer sube al micro y se encuentra al chofer que atropelló y mató a su hijo

Según El Universal, El País y otros medios, la secretaria de Cultura de México, Alejandra Frausto, envió una misiva para reclamar a los diseñadores y en ella afirma que algunos patrones utilizados en la colección son parte de la cosmovisión de pueblos de regiones específicas de México.

“Se trata de un principio de consideración ética que… nos obliga a hacer un llamado de atención y poner en la mesa un tema impostergable…: promover la inclusión y hacer visibles a los invisibles”, dice la carta en la que también, pide a Herrera explique públicamente en que se basaron para usar esos elementos culturales cuyo “origen está plenamente fundamentado” y solicita a la modista que aclare si las comunidades portadoras de estas vestimentas se van a beneficiar de las ventas de la colección.

Comentarios