Una mujer entró a una tienda para comprar toallitas húmedas para su bebé; una vez que compró el producto, salió de la tienda, y apenas unos metros adelante, se le acercó un vehículo, mismo que en seguida le cerró el paso.

Ana María Maltos abrazó instintivamente a su bebita de solo 5 meses, pero fue todo lo que pudo hacer, pues el miedo la paralizó, cuestión que fue aprovechada por los secuestradores de la bebé, quienes la golpearon en el rostro y luego le arrancaron a su pequeñita de los brazos.

Ana María, como pudo regresó a la tienda de la que acababa de salir y pidió ayuda a la gente que se encontraba dentro, ¡me acaban de robar a mi bebé, ayúdenme por favor», gritaba desesperada y fuera de sí, la mujer quien por el miedo, no pudo ver claramente el rostro de los agresores.

También te puede interesar:  Bebé secuestrada en Saltillo es encontrada sin vida

«La conozco nada porque viene la tienda, pero que yo sepa no tiene problemas con nadie. No sé tampoco si tenga problemas en la familia, lo que si es que ella dice que las personas que le quitaron a la niña que ella nunca las había visto por aquí», dijo una de las testigos.

También te puede interesar:  Critican a Ricardo Anaya y Gustavo Madero por propina que dejaron en restaurante de Polanco

MUCHO OJO: Según el reporte de las autoridades, al momento del secuestro, la bebé llevaba un pañalero color lila con rosa y tiras en los hombros color morado; además de que como señas particulares, tiene una marca color rojo en la nuca.

Este es el video de la reportera de Vanguardia quien llegó al lugar de los hechos.

Minutos después de lo sucedido, autoridades de Saltillo, blindaron la ciudad y emitieron la alerta amber.

Fuente: Vanguardia

Comentarios