Pues al parecer lo de moda no es el oro, la plata ni las perlas pues una joven está rompiéndola vendiendo joyas artesanales hechas con esperma.

Es por medio de redes sociales que Amanda Booth una joven canadiense está promocionando sus artesanías como aretes, dijes, pulseras y pendientes elaboradas con tan inusual materia de origen humano, es decir, de fluído de hombres.

¿Cuál es el proceso?

Los clientes hacen sus pedidos vía on line y luego mandan el material base (semen) al taller en donde ella primero deshidrata y pulveriza, para después hacerlas parte de los productos deseados, eso sí, les pide a los clientes que manden su muestra en un frasco bien sellado y los empaqueten en doble bolsa para evitar derrames.

«Las muestras frescas son una cosa, pero cuando han estado en el correo por un tiempo, quiero decir… huele a semen, ¿sabes a lo que me refiero?… Los procesamos al final del día, de lo contrario, estamos sentados en el olor todo el día y es solo… Lo hicimos en la mañana un día y fue como, ‘No, nunca haré eso» otra vez.  

También te puede interesar:  Y la nueva estrella de Instagram es... ¡¿UN HUEVO?¡ WTF

Amanda dice que no solo puede hacer sus joyas a base de semen, sino que también puede usar la leche materna, las cenizas de seres queridos o mascotas e incluso mechones de cabello.

@amandaldbooth

#duet with @Motherboard #jewelry 🙈 I am both proud, honoured and embarrassed at the same time LOLOL

♬ Bossa nova that looks good in a cafe(976272) – MiYAMO
Comentarios
+ posts

"El buscador confiable"
Me llaman el buscador confiable porque !no me cocino al primer hervor! Las notas enviadas al PortalFF, provienen de mi búsqueda constante de información, para encontrar la mejor y más completa versión, de sucesos y datos, actuales.

También te puede interesar:  Obligan a policías "panzones" ir a un campamento para perder peso

No creo, fácilmente, en lo que "informan" expertos; me gusta hurgar y me divierte la habilidad de cuestionar, descubrir y mostrar que, no todo lo que brilla es oro...

Siempre hay algo que pocos cuentan y seré quien se atreva a compartir esas historias, contigo.

Así­ que te invito a 'compartir el pensamiento y las cosas buenas de la vida'.