Valiéndoles un pepino, un cacahuate, una pura y dos con sal, un rábano, un bledo, un comino, o prácticmente, una hectárea de verdolaga, a unos parroquianos no les importó que todavía sigamos en emergencia sanitaria por el coronavirus ni que estemos en la fase más crítica, pues armaron tremendo huateque en una fiesta patronal.

Así es, unos 200 pobladores de «Los Castillos», Guanajuato, armaron el viernes 22 de mayo una fiesta patronal en honor al Señor de la Agonía, pero sin cubrebocas y sin respetar la sana distancia. Incluso, en cierta parte del video que dejó al descubierto el acontesimiento, se escucha a uno de los feligreses decir: «¡El virus nos vale madre, a ricos y pobres nos va a llevar la chingada!»

También te puede interesar:  Pequeñín trepa reja para quedar libre, lo llaman ¡Bebé houdini!

Según el Heraldo de León, el polígono de «Los Castillos» es conocido por su inseguridad, y se trata de un terreno que data desde el siglo XVI, mismo que ha crecido junto con la ciudad; es también tierra de gente trabajadora y con constante actividad.

También te puede interesar:  ¡Niña cumple su sueño! y toca "Get Back" al lado de su ídolo Paul McCartney

Luego de lo expuesto en las imágenes, vino el jalón de orejas y la Arquidiócesis de León emitió un mensaje por Facebook, donde el arzobispo Alfonso Cortés conminó a la población a respetar las medidas sanitarias y hacer caso a las autoridades, les dijo a los padres de familia que la educación y el respeto a las leyes se enseña en casa. ¡Tómala!

Acá el regaño

Este es el video de la fiesta y el bailongo

Comentarios