Este lunes, el actor y comediante Mauricio Herrera fue dado de alta tras ser hospitalizado hace 10 días por COVID-19, formando parte del grupo de riesgo por su edad.

«Él que ha tenido una mentalidad muy positiva y muy buena salud toda su vida, además de un gran tratamiento y unos doctores que tuvimos la fortuna de tener y parte un milagro, se juntó un poquito de todo», declaró su hijo, Claudio Herrera, y agregó que su papá se encuentra contento de estar en su casa.

Las indicaciones para la recuperación de su papá incluyes estar tranquilo, mantener el uso de tanque de oxígeno y algunos medicamentos que le prescribieron.

«Los doctores hablan que su mentalidad y actitud fue increíble, eso fue esencial para salir adelante. Toda la vida fue muy disciplinado con su salud, siempre se cuidó, siempre hizo ejercicio, tiene una buena alimentación», aseguró.

También te puede interesar:  Remdesivir, efectivo en enfermos críticos de COVID-19: Alcocer

Además, Herrera consideró que con el buen humor que siempre ha tenido su padre y los cuidados de su esposa Luhana Gardi, quien también está recuperada de virus, y quien comentó que, dicha experiencia «no se le desea a nadie».

«Él está muy tranquilo, pero sí bajó cinco kilos, por lo que ahorita se encuentra muy agotado», dijo. Agregó que la inflamación en su cuerpo persiste, pero está fuera de peligro y «se agita un poco al hablar”.

Y para festejar el regreso del su marido a la casa, Luhana posteó en su cuenta de Instagram, que le estaba preparando un platillo muy especial para recibirlo.

También te puede interesar:  Pornhub regala a todo el mundo su contenido premium
View this post on Instagram

Un caldo de Res para recibir al amor de mi vida🌹

A post shared by Luhana Gardi (@luhanagardi) on

Esta mañana, Mauricio conversó con el programa Venga la Alegría de manera remota, y compartió su experiencia como vencedor frente a la enfermedad.

Aquí te compartimos el video:

Comentarios