Todo un milagro lo acontecido cerca de la costa de la ciudad de Antirrio, Grecia, pues por increíble que parezca, la tripulación de un ferry, es decir, un barco de pasajeros, pudo rescatar a una pequeñita de cuatro años, quien estaba montada en un flotador de unicornio.

También te puede interesar:  Fuga de líquido cerebral, tras prueba de COVID-19

«Se encontraba en estado de shock. Estaba bien agarrada a ese flotador y no se movía, estaba  petrificada (…) Cuando nos vio y la rescatamos, se atragantó», dijo Grigoris Karnesis, el capitán del barco.

Según las autoridades, la niña fue arrastrada y alejada de la playa donde se encontraba con sus papás, por una fuerte corriente del mar Mediterráneo.

También te puede interesar:  Descubren ciudad antigua de 2500 años en Grecia

Afortunadamente, luego de unos minutos, la pequeña pudo ser entregada a salvo con sus papás quienes estaban en shock.

Comentarios