El actor Jason Momoa, (Aquamán, Khal Drogo en Game Of Thrones), fue fotografiado mientras vacacionaba en una playa al lado de su esposa Lisa Bonet, nada tendrían de especial, excepto de que la gente en redes lo han criticado porque no luce el cuerpazo al que los tenía acostumbrados.

También te puede interesar:  Perrito espera por meses en la carretera a que su amo regrese por él

Y como las redes sociales no perdonan, su imagen ha tenido más opiniones negativas que positivas, algunos critican, dicen que se le habían ido los abdominales y que más bien se veía como un cuerpo un papá y otros simplemente le llamaron «gordo».

Caray, como si estar en forma todo el año fuera una obligación y no tuvieran derecho a tomarse un descansito entre películas y comer lo que se les venga en gana.

Comentarios