Anteriormente, sólo una celebración muy importante ameritaba  abrir una botella de las famosas “burbujas”, mejor conocidas como champagne. La percepción de este vino espumoso ha ido cambiando con los años y se ha ido diversificando en estilos alrededor del mundo bajo diferentes nombres según el país, región y uvas con el que está elaborado.

Los vinos espumosos son vinos con aguja o gas, esto se consigue provocando una segunda fermentación, en su mayoría, en tanque o botella.  Se dice que Francia dio origen al primer vino espumoso en el siglo XVII en la región de Champagne gracias a un monje llamado Dom Perignon,  el cual estaba encargado de las cavas de la abadía de Hautvillers. El mundo del vino es tan complejo y diferente que cada país ha logrado producir vinos espumosos con sus propias uvas y características, las cuales se adaptan al gusto y presupuesto de cada persona.

Vamos a dar un recorrido por los principales vinos espumosos del mundo donde aprenderemos de manera general la elaboración, uvas y  porque el precio llega a variar tanto aunque creamos que todos son casi iguales.

Empezamos por el método “champenoise” o tradicional donde la segunda fermentación sucede completamente en la botella agregando el licor de tiraje el cual lleva levadura y azúcar. Los espumosos más comunes y los cuales siempre llevan este proceso es el Champagne, proveniente de Francia y la Cava la cual se produce en España, en su mayoría en la región de Penedés, en Catalunya. Es el proceso más costoso para crear vinos espumosos ya que el tiempo que pasa en botella y los procesos manuales aumentan el costo.

También te puede interesar:  EPN exige a Conago fortalecer corporaciones de seguridad locales

Muchas veces no entendemos la diferencia entre un champagne y un prosecco y nos preguntamos siempre porque la diferencia de precio es tan grande, así como el sabor. Para empezar el que ese vino espumoso provenga de la región de Champagne  ya le da una plusvalía al producto. Segundo, las uvas son totalmente diferentes lo cual aportan características y sabores diferentes. Y por último, el proceso es totalmente diferente el cual se llama “charmat” y consiste en que la segunda fermentación es en tanques de acero inoxidable. Este ahorra tiempo, costos y se puede hacer de una manera masiva. Prosecco y Lambrusco son los principales espumosos elaborados de esta manera.

Por otro lado existe el método de “adición de dióxido de carbono”, donde se agrega Co2 sin tener que hacer una segunda fermentación.

Existen más estilos de espumosos y métodos alrededor del mundo, pero estos son los principales y más utilizados.

  • Guía rápida de vinos espumosos:
ESPUMOSO MÉTODO PAÍS UVAS
Champagne Champenoise Francia Pinot Noir, Pinot Meunier, Chardonnay
Cava Tradicional España Parellada, Xarel-lo, Macabeo
Prosecco Charmat Italia Glera
Lambrusco Charmat Italia Lambrusco
Asti Charmat Italia Moscato

Por Giovanna Kuri.

 

 

 

Comentarios
+ posts

Hola, soy Fernanda Familiar, Fer para ti.

Esta es tu casa digital, donde para mí es un placer recibirte para informarte de contenidos actuales, noticias y muchas historias, mismas por las que me llaman: la ’periodista de vida’.

Te comparto que junto con mi equipo de trabajo, haremos nuestro mejor esfuerzo para que tengas una experiencia memorable en esta navegación digital. Este espacio para mí representa un compromiso y una responsabilidad porque eres mi invitada o invitado de lujo.

También te puede interesar:  Kalimba, en controversia por Doritos Rainbow

Mi día a día es una locura: voy del programa de radio en Grupo Imagen, a encontrarme con miles de personas en una conferencia, grabo los Fernanda Talks Home, atiendo mi casa y a mis hijos; de ahí a dar una plática para una empresa, entrevistar a alguien, escribir un poco para editar otro libro... Alguna vez me dijo Héctor Bonilla que yo me había tragado una turbina, y ¡sí! Vivo intensamente feliz a este ritmo, desde hace más de 30 años y, lo mejor, es que todavía tengo mucho que aprender, mucho por hacer, decir y compartir contigo.

Tu casa digital es visitada mensualmente por 4 millones de personas que encuentran algo en común, por eso son una comunidad que me permite unirles; porque tenemos los mismos valores, principios y porque sabemos que, en este espacio, ¡somos más los buenos!

Agradezco de corazón tu tiempo de navegación, tus comentarios y el interés que dedicas a esta zona digital. Por favor, si hay algo que pueda hacer para mejorar tu visita solo escríbeme y lo atenderé en cuanto esta vida de locura me lo permita.

Bienvenida,
Bienvenido.

Artículo anteriorNiña mexicana, campeona mundial de gimnasia
Artículo siguienteMexico City Game Week, el magno evento de videojuegos
Hola, soy Fernanda Familiar, Fer para ti. Esta es tu casa digital, donde para mí es un placer recibirte para informarte de contenidos actuales, noticias y muchas historias, mismas por las que me llaman: la ’periodista de vida’. Te comparto que junto con mi equipo de trabajo, haremos nuestro mejor esfuerzo para que tengas una experiencia memorable en esta navegación digital. Este espacio para mí representa un compromiso y una responsabilidad porque eres mi invitada o invitado de lujo. Mi día a día es una locura: voy del programa de radio en Grupo Imagen, a encontrarme con miles de personas en una conferencia, grabo los Fernanda Talks Home, atiendo mi casa y a mis hijos; de ahí a dar una plática para una empresa, entrevistar a alguien, escribir un poco para editar otro libro... Alguna vez me dijo Héctor Bonilla que yo me había tragado una turbina, y ¡sí! Vivo intensamente feliz a este ritmo, desde hace más de 30 años y, lo mejor, es que todavía tengo mucho que aprender, mucho por hacer, decir y compartir contigo. Tu casa digital es visitada mensualmente por 4 millones de personas que encuentran algo en común, por eso son una comunidad que me permite unirles; porque tenemos los mismos valores, principios y porque sabemos que, en este espacio, ¡somos más los buenos! Agradezco de corazón tu tiempo de navegación, tus comentarios y el interés que dedicas a esta zona digital. Por favor, si hay algo que pueda hacer para mejorar tu visita solo escríbeme y lo atenderé en cuanto esta vida de locura me lo permita. Bienvenida, Bienvenido.