Rafer Johnson, quien fue coronado como el mejor atleta del mundo después de ganar la medalla de oro de decatlón en los Juegos Olímpicos de 1960 y luego ayudó a detener al asesino de Robert F.Kennedy, murió el miércoles a la edad de 86 años.

La Fundación LA84, de la que era miembro fundador, confirmó la muerte de Johnson, asegurando que falleció en su casa en Los Ángeles rodeado de familiares.

«Nuestro sentido de pérdida sólo se ve eclipsado por la gratitud que siempre sentiremos por la oportunidad de trabajar tan estrechamente con Rafer. Él encarnó el Movimiento Olímpico», dijo Peter Ueberroth, director ejecutivo de los Juegos Olímpicos de 1984, que eligió a Johnson para encender la antorcha de aquel evento.

También te puede interesar:  Forrest Gump chino corre 222 km

Después de ganar la medalla de plata en los Juegos de Melbourne de 1956, Johnson llegó a lo más alto del podio olímpico cuatro años más tarde en Roma, logrando el oro con récord olímpico.

Johnson fue un deportista completo. Fue seleccionado por Los Angeles Rams de la NFL como corredor en 1959 y jugó baloncesto en UCLA con el legendario entrenador John Wooden. Tras su carrera deportiva se convirtió en actor.

También te puede interesar:  Violencia y salvajismo: Así fue la pelea en la tribuna que suspendió el partido San Luis vs Querétaro

En 1968, mientras trabajaba en la campaña presidencial de Kennedy, Johnson fue uno de los hombres que sometió a Sirhan Sirhan después de que disparó y mató al candidato presidencial de Estados Unidos.

Información de Reuters

Comentarios
+ posts