Tras cumplir los requisitos de clasificación, la levantadora de pesas neozelandesa Laurel Hubbard, quien compitió en halterofilia masculina antes de hacer la transición en 2013, está en camino de convertirse en la primera atleta transgénero que compite en unos Juegos Olímpicos.

De acuerdo con el Comité Olímpico de Nueva Zelanda (NZOC), la Federación Internacional de Halterofilia (IWF) hrevisó su marco de clasificación debido al impacto del COVID-19, poniendo a Hubbard en el marco de la selección de Tokio. Así, es elegible para participar.

Desde 2015 el Comité Olímpico Internacional emitió directrices que permiten a cualquier atleta transgénero presentarse como mujer siempre que sus niveles de testosterona estén por debajo de 10 nanomoles por litro durante al menos 12 meses antes de su primera competencia.

Con Información de Reuters

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Muere el padre de Emiliano Sala, el futbolista fallecido en accidente en el Canal de la Mancha