El tenista Novak Djokovic fue retenido en el aeropuerto de Melbourne, este miércoles, por un problema de visado, cuando se dirigía para participar en el Abierto de Australia.

El nueve veces campeón de dicha competencia, tomó el martes un vuelo rumbo a Melbourne, pero no habría rellenado el formulario correcto para el tipo de visado solicitado. Así, el servicio federal constató al equipo de Djokovic para informar que se había pedido un tipo de visado equivocado.

Sin embargo, se ha estimado que el deportista probablemente sería autorizado finalmente.

También te puede interesar:  El código ‘sagrado’ de Juan Carlos Osorio, a prueba contra Alemania

Además, se ha informado que todos los participantes, deben estar vacunados contra la COVID-19 o disponer de una exención otorgada por dos comités de expertos independientes. Sin embargo, el serbio se ha mostrado reticente a vacunarse y ha confirmar si lo ha hecho.

«Personalmente no soy provacuna», dijo Djokovic en abril de 2020.

Así, las declaraciones polémicas sobre el caso no se ha hecho esperar. «No me importa qué tan buen tenista es. Si él se niega a vacunarse, no debe permitirse su ingreso», sostuvo el exvicepresidente de la Asociación Médica Australiana en Twitter.

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Taekwondoínes mexicanos van a semifinales