La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México certificó que los huesos encontrados en un altar en Tepito durante un operativo que se llevó a cabo la semana pasada sí son humanos.

Según informes en una de las viviendas de la vecindad Peralvillo número 33 se encontraron 42 cráneos, 31 huesos largos, 40 mandíbulas y un feto dentro de un frasco. Las piezas están siendo investigadas por peritos expertos en antropología, criminalística, química, fotografía, genética y medicina.

De acuerdo a los primeros avances en la investigación, los cráneos encontrados corresponden a personas adultas, algunos presentan impactos por disparo de arma de fuego en la parte superior. 

También te puede interesar:  Tiroteo en Tepito deja un fallecido

«El altar corresponde a Palo Mayombe, variante de la religión Yoruba africana, que fue montado para que a los miembros de la organización criminal Unión Tepito «se les abrieran los caminos y todo se les facilitara», explicaron elementos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad (PGJ) de México y locatarios del mercado de Sonora conocedores del tema», explicó La Jornada.

La PGJ informó que se trata de un aproximado de la cantidad de restos humanos porque los peritos aún no concluyen con los trabajos, con lo que no se descarta que la cifra pueda aumentar.

Además de que los trabajos de investigación iniciaron en otras viviendas de la vecindad, luego de que un juez de control obsequió otras cuatro órdenes de cateo que son adicionales a las dos que se obtuvieron para el operativo que se realizó el pasado martes.

También te puede interesar:  Celebra Jefe de Gobierno votación por unanimidad en la Cámara de Diputados

Sin precisar cantidades, la Procuraduría capitalina dijo que en el altar se hallaron imágenes religiosas y cuchillos.

Los restos humanos están bajo investigación con la intervención de la Coordinación General de Servicios Periciales.

A pesar de que las 27 personas detenidas el pasado 22 de octubre obtuvieron su libertad el pasado jueves, la PGJ dijo que continúan las indagatorias, con lo que pretende evitar cualquier caso de impunidad.

Con información de La Jornada y Vanguardia

Comentarios