Luego de agresiones cometidas por parte de alcaldes en municipios gobernados por el PAN y PRD, en un intento de entrar a Palacio Nacional, elementos de seguridad rociaron con gas lacrimógeno a los manifestantes.

El vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, explicó que se actuó conforme al protocolo de contención y para resguardar la seguridad de ambas partes, quienes se encontraban debajo de los andamios colocados para restaurar el recinto histórico, mismos que podían desplomarse en cualquier momento.

También te puede interesar:  Firma Jefe de Gobierno “Declaración de París” con 400 alcaldes del mundo para hacer frente al Cambio Climático

“Con fines disuasivos de dispersó una dosis moderada de gas lacrimógeno en el ambiente que no puso en riesgo la vida de ninguna persona”, informó la Presidencia a través de un comunicado.

«Con la multitud que se concentró debajo de esa estructura, ponía en riesgo la vida de los alcaldes, de los propios policías y lo que se hizo fue una contención para evitar esto, hubo por un protocolo que tienen de contención, sí se dispersó un poco de gas, contra nadie, sino en la zona, para evitar que los empujones y el arremolinamiento de gente que estaba habiendo de los alcaldes, tirara la estructura y ahora sí que causara un daño a una persona, fue lo único”, detalló en breve entrevista a medios.

También te puede interesar:  Reparten 60 mil condones en el Metro de la CDMX

Con información de El Sol de México

Comentarios