Durante la administración del exgobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, se realizó la exención del pago de impuestos hasta por 20 años a la empresa de automóviles KIA, filial de Hyundai, con el objeto de asegurar inversión de capitales; misma que hasta ahora asciende a mil 500 millones de dólares. Ante esto, miembros del Poder Legislativo, como el diputado Edgar Romo, opinaron que: «el único que puede revocar el contrato con la armadora KIA, filial de Hyundai, es el Poder Judicial, porque sería inconstitucional pretender desconocer acuerdos gubernamentales, nada más porque hubo cambio de gobierno».

También te puede interesar:  Las Primeras Planas de hoy jueves

El actual gobernador, Jaime Rodríguez «el Bronco», tras cinco meses de iniciar su mandato, se dispuso a modificar las bases de tal acuerdo, bajo la sospecha de que funcionarios de su gobierno participaron en negocios derivados de la llegada de la empresa automovilística asiática; entre ellos el Secretario de Desarrollo Económico Fernando Turner y el coordinador Ejecutivo del gobierno de Nuevo León, Fernando Elizondo.

También te puede interesar:  Desconoce GIEI último peritaje de fuego en Cocula

Con información de El Financiero

Comentarios
+ posts

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?