La actriz Anna Hathaway confesó que, durante la ceremonia de los premios Oscar en 2013, sintió culpa.

“Me sentí muy incómoda. Creo que perdí la cabeza haciendo esa película (Los Miserables), y no la había recuperado todavía. Me tuve que poner frente a mucha gente y sentir algo que no sentía, felicidad sin complicaciones. Es algo obvio, ganas un Oscar y se supone que tienes que estar feliz, no me sentía de esa manera”, relató.

Esto fue debido al vestido Prada que usaba esa noche. Recordemos que el papel que interpretó en “Los Miserables” abordaba dramática la pobreza extrema, tanto así que tuvo que vender su cabello para sobrevivir. Este hecho, evidentemente, chocó con el glamour de la ceremonia.

También te puede interesar:  ‘600 Millas’ encaminada al Oscar

“Sentía que estaba mal estar ahí con un vestido que costaba más que lo que alguna gente verá en toda su vida, y ganar un Oscar por interpretar el dolor que sentía, que formaba parte de nuestra experiencia colectiva como seres humanos”, dijo.

El vestido rosa palo de Prada tiene un costo de 80 mil dólares.

“Intenté simular que era feliz. Esa es la verdad y lo que pasó. Es un asco. Pero lo que aprendes con eso es que solo sientes que te vas a morir de vergüenza, pero no te mueres de verdad”, apuntó.

También te puede interesar:  Michelle Obama canta con Corden

Con información de Milenio

Comentarios
+ posts

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?