Ante el pleno de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el presidente Enrique Peña Nieto confirmó el giro de México en su política antidrogas al adelantar que se buscará que la mariguana sea utilizada con fines medicinales y de investigación, así como se aumentará la cantidad que puedan portar los consumidores del estupefaciente, que actualmente es de cinco gramos.

El presidente buscará la aprobación del uso de la mariguana con fines medicinales y de investigación. “Este cambio de fondo implica modificar el enfoque eminentemente sancionador, para ubicar a las personas, sus derechos y su dignidad, no a las sustancias ni a los procesos judiciales, en el centro de nuestros esfuerzos”, dijo a la Asamblea.

También te puede interesar:  Senado aprobará uso médico de marihuana antes de concluir periodo

Luego de señalar que el narcotráfico continúa como una de las actividades más lucrativas del crimen organizado, Peña Nieto llamó a los países consumidores a que “asuman un mayor compromiso”.

También te puede interesar:  Se abre la puerta para el uso de marihuana para diabéticos

De igual manera, atender el fenómeno de las drogas desde la perspectiva de derechos humanos; tratar el consumo de drogas como un problema de salud pública con soluciones terapéuticas y no con penas que criminalizan a los consumidores, dijo.


Con información de Excélsior

Comentarios