Para China, el mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo, el acuerdo climático global alcanzado en París marca un gran paso hacia un crecimiento más sustentable que proteja su soberanía, aunque se queda corto en el tema de la financiación de una energía más limpia.

Xie Zhenhua, un funcionario de alto rango enviado por Pekín a la cumbre del clima, dio la bienvenida a lo que describió como un acuerdo imperfecto, haciendo eco de unas palabras similares dichas por el presidente estadounidense, Barack Obama, informó Reuters.

«Este acuerdo no es perfecto», dijo Xie a la prensa después de las negociaciones. «Hay partes que son mejorables, pero esto no afecta el hecho de que la historia ha dado un gran paso hacia adelante, por lo que estamos satisfechos».

También te puede interesar:  "Solo buenas intenciones", Mancera sobre plan económico de gobierno

A lo largo de las negociaciones, los delegados chinos repitieron el mantra de «la diferenciación, la transparencia y la ambición», como los elementos clave de cualquier acuerdo, y también buscaron asegurar que la soberanía del gigante asiático se mantuviera intacta.

Temas como la forma en que se medirán y verificarán los esfuerzos para reducir las emisiones, un detalle que puso a Estados Unidos y China en desacuerdo, aún no han sido resueltos.

También te puede interesar:  Día de descanso pero con Hoy No Circula

Con información de Reuters

Comentarios
+ posts

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?