En Buenos Aires, las Abuelas de Plaza de Mayo le dieron la bienvenida a la 126 nieta recuperada, Adriana, quien este lunes supo que era hija de Edgardo Garnier y Violeta Graciela Ortolani, desaparecidos durante la pasada dictadura militar.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, recordó que la familia de esta nieta fue una de las primeras en comenzar la búsqueda incansable.

También te puede interesar:  Papa pide por fin de guerra y terrorismo

«Fueron las primeras denuncias ante Abuelas», dijo De Carlotto. «Su familia la buscó siempre. Adriana también estaba junto a Silvia Garnier, su tía, hermana de su padre.»

La madre de Adriana fue secuestrada el 14 de diciembre de 1976 y estaba embarazada de siete meses. Su esposo la buscó en todos los lugares posibles y en febrero de 1977 también fue secuestrado. Ambos están desaparecidos hasta hoy. Edgardo Garnier, era de Concepción del Uruguay, Entre Ríos y Violeta Graciela Ortolani de Buenos Aires. Ambos se conocieron como estudiantes militando en La Plata, en el Frente de Agrupaciones Eva Perón. Posteriormente, se sumaron a la organización Montoneros.

También te puede interesar:  Enfermera recibe alta médica por COVID-19 y muere 24 horas después

Con información de La Jornada

Comentarios